La concentración de la tierra conlleva la concentración de la renta. Ahí tenemos, entonces, a los afectados por las retenciones.