Enero 2013

¡Qué 2013!

Aun cuando se trata de un año electoral, donde las decisiones de Gobierno se inclinarán a responder reclamos sociales, se avizora un panorama conflictivo no sólo por la puja política, sino en particular por la situación salarial que nos deparará el 2013. Las conversaciones salariales con el sector docente y el bancario, preanuncian el conflicto paritario.

Si bien los gremios hemos venido anticipando que los aumentos 2013 no pueden estar por debajo del 25% atento la inflación del último año y la perspectiva inflacionaria del presente, el anuncio oficial del aumento del 20% del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias además de ser insuficiente está confirmando que el techo salarial ronda ese porcentaje.
Claramente, la puja por salarios está atenazada -además de por la inflación real- por la problemática del impuesto a las ganancias, cuando en verdad el salario del trabajador no tendría que tributar impuestos.
Ganancias es un tema que tiene que ver con la macroeconomía. Mientras mantengan el piso bajo –el mínimo no imponible-, van a ir ingresando más contribuyentes, y eso significa mayor recaudación para el fisco. Es evidente que lo que hay que cambiar no solo es el mínimo no imponible porque el problema no es el piso por el que se tributa, sino las escalas.
Por otra parte, la problemática de la evasión de aportes empresarios, sumado el virtual techo del 20% para las paritarias también pone en juego el financiamiento de las obras sociales.
Nosotros pautamos salarios en marzo y después no sabemos qué sucederá con la inflación, pero lo cierto es que si luego de cerradas las paritarias aumentan sobremanera los aranceles por prestaciones de salud, como viene sucediendo, no tenemos manera de subir los aportes del trabajador a la obra social, y eso ya marca la problemática que venimos afrontando las organizaciones sindicales para dar salud a los trabajadores.
Los salarios de los trabajadores de farmacia están dentro de los salarios medios. Creemos que un 25% de ajuste salarial estaría más o menos alcanzando la inflación que consideramos va a ir en progreso  durante este año.
Respecto de Ganancias, empezamos a tener algunos problemas porque los salarios de nuestros  compañeros de farmacia ya alcanzaron los mínimos no imponibles, sobre todo los trabajadores solteros, y muchos de los que tienen hijos también han pasado esa línea por los aportes articulados de convenio, es decir que el salario conformado de muchos trabajadores está tributando ganancias.
Las paritarias empiezan a cerrarse en marzo y si no tenemos una base cierta por el tema ganancias, más allá de la suba del mínimo no imponible, seguramente nos veremos obligados a negociar sumas no remunerativas a cuenta de futuros aumentos. Posiblemente, acordando un porcentual en dos o más partes.
Por otro lado, si bien nosotros tenemos cláusulas del convenio que nos permiten juntarnos nuevamente en otro momento del año para analizar el salario de los trabajadores, no sabemos si cualquier acuerdo que hagamos en forma desdoblada, luego quieran homologarlo.
De todas formas, como ya explicamos en otras oportunidades y tal como lo hicimos en las paritarias
2012, creemos que el acuerdo de partes debe estar por encima de una homologación. Tiene que  prevalecer lo convenido por las partes.
Más allá de las particularidades de las negociones salariales a nivel general, con respecto a la paritaria
2013 con el sector empresario de farmacias pensamos que los porcentuales que estamos manejando serán aceptables.
La industria ha tenido un buen año de producción en 2012, sobre todo en cuanto a la cantidad de  productos que han salido al mercado y que claramente se ve reflejado en las farmacias.
Si bien en estas paritarias insisten con lo mismo de siempre, es decir que ningún sector acepta que le ha ido bien, nosotros sabemos que tuvieron un buen año comercial y reclamaremos que eso se vea reflejado en los salarios de los trabajadores, que colaboraron con su labor a generar esa rentabilidad.
Retomando lo dicho al inicio, éste 2013 será un año complicado, y aún no se avizoran medidas para que no se afecte el desarrollo del país en la contienda que puede desatarse de cara al año signado por las elecciones legislativas y por lo tanto la puja electoral. Creemos que se debe seguir insistiendo en la posibilidad de acuerdos, siempre y cuando haya voluntad de las partes. Para ello, hay que deponer actitudes belicosas y darle un lugar al diálogo.
Las organizaciones sindicales y los trabajadores nos hemos desarrollado a lo largo de los años y por eso tenemos en claro que no siempre las medidas de fuerza son una solución, sino que deben ser la última opción.

Paritaria sectorial
Hemos iniciado las reuniones con los sectores empresarios de cara a la nueva paritaria que  comenzaremos durante febrero y que creemos será compleja, por un lado debido al impuesto a las ganancias, por el otro por el techo para la negociación salarial, y finalmente por la  incertidumbre respecto de la inflación para el año.
Sin embargo tenemos la esperanza de que a partir de la gestión llevada a cabo desde la CGT que conduce Antonio Caló, y de la que formamos parte, se logre alcanzar una reforma tributaria en serio, para evitar la pérdida del poder adquisitivo del salario.

Gestión + representatividad
En la gestión que iniciamos en 2004, enmarcada en nuestro Proyecto Federal, hemos logrado firmar tres Convenios Colectivos de Trabajo: el 452/06 (con vigencia 2006-2008), el 556/09 con vigencia 2009-2011) y el 659/13 (con vigencia a diciembre 2013).
Vale aclarar que cuando estaba por vencerse el CCT 556/09 comenzamos a discutir sobre una posible prórroga por dos años pero a su vez para incorporar otras modificaciones en algunos de sus artículos.
A partir de las observaciones realizadas por la Asesoría Técnico-Legal del Ministerio de  Trabajo de la Nación, se fue demorando la homologación del CCT 659/13, que acaba de producirse el 30/01/13 por Resolución del MTySS Nº 94/13.
El cambio de número en el presente Convenio Colectivo de Trabajo obedece a la modificación en sus artículos.
Por otra parte, estamos trabajando en el armado de un cronograma de encuentros regionales para ir elaborando el anteproyecto del nuevo convenio colectivo de la FATFA. Aunque aún restan meses para su vencimiento, en diciembre de 2013, ya queremos avanzar con la intención de concretar el mejor convenio para nuestros compañeros trabajadores de farmacia, un convenio actualizado y acorde a la dinámica del mundo laboral.

Por Eduardo Julio

 

 


 




 

DISEÑO: SindicatosArgentina