Febrero 2013

Un nuevo mandato

El último congreso de nuestra federación tuvo la particularidad de ser eleccionario. Allí los representantes de los sindicatos de trabajadores de farmacia trajeron el mandato de las bases y nos reeligieron unánimemente para conducir los destinos de la FATFA por un nuevo periodo, para continuar llevando en alto el Proyecto Federal que iniciamos en 2004 que implica, entre otras cosas, la participación de todos y cada uno de los sindicatos en el Consejo Directivo de esta federación.

Con este marco de real democracia representativa, en diciembre último tuvimos la primera reunión del renovado Consejo Directivo, cuyo objetivo principal fue fijar las pautas que desarrollaremos durante los próximos cuatro años de mandato. Allí, cada secretaría expresó el compromiso de las tareas a desarrollar, que están enmarcadas en las pautas programáticas presentadas ya en el congreso de octubre.
Trabajaremos sobre la problemática de la adecuación de los salarios acorde a los convenios colectivos de trabajo y a los últimos ajustes salariales obtenidos. En ese sentido, venimos observando en los últimos tiempos la falta de cumplimiento de los aportes del sector empresario, incluso a través de nuevas modalidades, lo cual repercute en los salarios de los trabajadores así como en la recaudación de las entidades sindicales. Por lo tanto, nuestro compromiso es hacer una acción sindical permanente durante estos cuatro años, con mucho más compromiso en el cumplimiento de la legislación y de los Convenios.
Otro de los puntos centrales de estas pautas programáticas es la continuidad y profundización de la formación de cuadros sindicales. Seguimos insistiendo en que este nuevo mundo laboral necesita cuadros sindicales que tengan un grado de desarrollo acorde a las demandas existentes para conducir las organizaciones.
En este aspecto debemos destacar el gran acercamiento de nuestros jóvenes, que a partir de este último congreso hemos constituido como Juventud Sindical de la FATFA, y que también han conformado sus pautas programáticas enfocadas en la formación gremial. No conformamos una Secretaría específica, así como no lo hacemos con la Mujer, porque de hecho tanto la juventud como la mujer tienen una participación efectiva en la FATFA y sus sindicatos, ocupando espacios de conducción que alcanzan incluso a las Secretarías Generales.
Por otro lado, nos preocupa fuertemente la problemática del salario en general porque no podemos dejar de ver la realidad de la inflación de la canasta alimentaria que ha sido muy importante, por lo cual creemos que los salarios de los trabajadores deben tener la posibilidad de seguir manteniendo una buena alimentación y todo lo que significa la educación, el acceso a la salud, una vida digna. Estos son los temas que vamos permanentemente teniendo en cuenta porque si los salarios no van acordes a la inflación real pasamos a tener un grave problema en lo que respecta
al financiamiento de las obras sociales, un tema muy importante que siempre tenemos que evaluar.
Por lo tanto, ya que los aportes de los trabajadores no se pueden modificar, estamos viendo que se puedan hacer aportes de otra índole para poder solventar los gastos de la obra social. Los costos de salud han aumentado muy por encima de lo que se ubicó el aumento salarial del 2012. Este tema nos tiene muy preocupados porque gran parte de los aportes sindicales terminan yendo a financiar la obra social.
Entrado el 2013, en la primera reunión del año, comenzamos a darle forma al funcionamiento de las Secretarías para los próximos cuatro años, con lo cual definimos las tareas necesarias para el cumplimiento de los objetivos propuestos.
Básicamente, dos de las secretarías sirven de muestra para comprender la tarea que desarrollaremos en este periodo cuatrienal. La Secretaría Gremial se ocupará del control del cumplimiento del convenio y reactualizará las gestiones de los sindicatos de base que aún no consiguieron su personería gremial. Y la de Verificación y Cobranza, que tiene mucho que ver con los medios que cuenta ahora la institución sindical, deberá afianzar su labor. De hecho se están generando reclamos directos desde el sistema informático, que están dando buenos resultados, ya que algunas empresas se han incorporado a esta nueva posibilidad de pago y sentado las bases de una posible financiación.
Como es evidente, continuaremos afianzando nuestro objetivo de jerarquización laboral de los trabajadores, afirmado en la formación profesional a partir del curso de Auxiliar en Gestión de Farmacia desde el Instituto de la FATFA, porque ello implica además estabilidad laboral y progreso económico.
Respecto de nuestra obra social, además de ocuparnos por mantener y mejorar la calidad prestacional y a su vez bregar por su adecuado financiamiento, estamos en plena construcción del edificio que albergará los policonsultorios para beneficio de nuestros trabajadores, que seguramente estarán listos para el año próximo.
Por otra parte, seguimos apostando a nuestros medios de información y difusión institucional, como la revista, la web y el programa de televisión, para que el accionar de los sindicatos y la federación llegue a los trabajadores de todo el país permanentemente y a su vez siembre conciencia para que ellos sean los primeros que defiendan sus derechos laborales.
Continuamos afianzando también las relaciones institucionales, con la intención de fortalecer los vínculos existentes con otras organizaciones hermanas y con los representantes del sector público e integrantes de los poderes Ejecutivo, Legislativo nacional y provinciales porque somos actores responsables en el ámbito de la salud, desde nuestro lugar en las oficinas de farmacia.
Por otra parte, tal como puede observarse a estas alturas del verano, el fomento del turismo social que venimos desarrollando se ha manifestado en el notable incremento de la oferta y el mejoramiento de la estructura de nuestros hoteles, y así seguirá creciendo.
A grandes rasgos, estas son las guías de nuestro trabajo gremial durante el nuevo mandato. Continuamos con aquellas que estamos realizando con éxito y aceptación por parte de los trabajadores e intentamos desarrollar todas aquellas que consideramos necesarias para mejorar la calidad de vida y laboral de nuestros compañeros trabajadores de farmacias del país.
Es por lo tanto una continuidad de lo que venimos haciendo desde el 2004 y un nuevo desafío por delante atento al escenario del país y a la realidad de nuestro sector.
Caminemos juntos como hasta ahora y sigamos firmes defendiendo el Proyecto Federal que es el signo que nos distingue y que forja el destino de nuestros compañeros trabajadores de farmacia.

 

Por Roque Garzón


 




 

DISEÑO: SindicatosArgentina