Diciembre 2013

Poner bien en alto lo que somos

“Desde nuestra militancia sindical siempre entendimos que la definición dela política gremial, para los trabajadores nucleados en la FATFA, debía ser mucho más que un listado de demandas o un sumario teórico de problemas. La política gremial debe constituirse en la agenda política de la organización, que caracteriza la realidad nacional y de cada provincia de manera más o menos común, que se posiciona en la historia y que, potenciando el debate plural y permanente de ideas en asambleas locales y regionales, luego expuestas en los Congresos Nacionales, hace que obtengamos los ejes de la acción sindical.

Las resoluciones que vota anualmente el Congreso de Delegados deben ser un documento político para la acción de los trabajadores de farmacia del país, que nos permita marchar en unidad, con claridad, firmeza y coherencia.

Ese camino es el que nuevamente nos animamos a transitar, para hacer de la FATFA la mejor herramienta de los trabajadores de farmacia, que esté a la altura de los sueños que imaginaron los que nos precedieron”.

Con estas palabras, di por iniciada la memoria de la Secretaría General, presentada en el reciente congreso que realizamos en Mar del Plata. Quise traerlas nuevamente a la memoria de todos quienes hacemos grande a nuestra querida Federación porque reflejan resumidamente la dinámica democrática, participativa y resolutiva de la FATFA, con la que siempre hemos podido brindarle a los trabajadores de farmacia una mejor calidad de vida en todos los aspectos: las condiciones de trabajo, el salario, la capacitación, la salud, el turismo social y otros beneficios sociales dirigidos a la familia trabajadora.

Estos logros permanentes de nuestra entidad madre son posibles gracias a la unidad indestructible de la FATFA que hemos sabido conseguir especialmente en el camino recorrido desde el 2004 y que todos, absolutamente todos, debemos seguir defendiendo porque en ella reside la posibilidad de un futuro promisorio para los compañeros y sus familias. Nada menos.

Junto a la unidad, como un valor fundamental de nuestra entidad nacional, debemos destacar la defensa de la libertad, la pluralidad de ideas, la amplia participación y el sentido federal que mantenemos y consolidamos desde hace casi 10 años de gestión. 

Estos valores, unidos a la lucha gremial firme e intensa de todos los estamentos que nos integran como federación, y a la toma de conciencia de los trabajadores para exigir que se cumpla el Convenio Colectivo de Trabajo, son la esencia del quehacer de la FATFA en cada paso.

Estamos iniciando un nuevo año, haciendo frente a los desafíos del mundo laboral con un escenario nacional complejo, que exige preservar y fortalecer los derechos de los trabajadores. Por eso, hoy más que nunca pongamos bien en alto lo que somos, con nuestros valores y características propias y, principalmente, con la gran responsabilidad de representar a los compañeros de todos los rincones de la Patria. Por un 2014 mejor para todos.

Por Roque Garzón

 

 

 

 


 




 

DISEÑO: SindicatosArgentina