FEBRERO 2019

Cerramos la paritaria 2018/2019 con un 45%

Luego de reiteradas a intensas gestiones durante el año precedente, rubricamos en diciembre un nuevo reajuste salarial en el orden del 45%. Esta nueva conquista es el corolario de un trabajo fuerte que venimos realizando enfocados en sostener y potenciar el poder de comprar de los salarios de los trabajadores de farmacia. El porcentaje final alcanzado está en línea con la inflación de 2018.

En ese orden, vale explicar cómo se alcanzó el porcentaje final. El 23 de abril de 2018 fue el primer acuerdo que consistió en el 19% y que llegaba hasta marzo 2019. Luego solicitamos la reapertura de la paritaria y, ante la negativa empresaria, debimos impulsar una medida de alerta y movilización, con una campaña de concientización en todo el país, gracias a la cual logramos la revisión paritaria ya que la inflación había superado todos los cálculos. Esta revisión de septiembre de 2018 hizo que pudiéramos llegar a un 32% hasta enero 2019. Finalmente, tras nuevas reuniones con las cámaras empresarias el 19 de diciembre alcanzamos una nueva revisión, conjuntamente con la discusión del decreto 10437/2018 del bono de fin de año, consiguiendo $ 3.000 que no se absorben y $ 2.000 que pasaron a formar parte del 45% de recomposición salarial.
Es interesante considerar que, si bien un empleado en gestión de farmacia tendrá 30 mil pesos de básico, por su categoría debe percibir por antigüedad mínimo un 15% y si tiene el título secundario más el de técnico en gestión de farmacia sumará entre un 35% y un 40% más, con lo cual su sueldo rondaría los 42 mil pesos. Tomemos en cuenta también que no es la categoría más baja de nuestro convenio, con lo cual vale darle trascendencia a estos otros logros que alcanzamos en el convenio colectivo porque mejora cualitativa y cuantitativamente los ingresos de nuestros compañeros.
Camino a abril 2019, ahora debemos tomar en cuenta que a partir de marzo estaremos realizando las primeras reuniones para discutir los salarios del nuevo periodo, lo cual no será fácil en una economía con alta inflación y recesión.

VOLVER A LAS FUENTES
En otro orden debemos remarcar la modalidad con que encaramos la campaña de concientización que llevamos a cabo en todo el país al lanzar el estado de alerta y movilización por la reapertura paritaria de septiembre 2018, en tanto fuimos los dirigentes sindicales quienes salimos a la calle y nos acercamos a las farmacias para informar y sembrar conciencia en los trabajadores, e incluso llegar a la opinión pública para explicar la situación que estábamos viviendo.
Consideramos estratégica una acción sindical de estas características porque por una parte no perjudicó a los usuarios ni a la sociedad y se hizo con el fin de proteger a nuestros trabajadores. En un modelo económico donde los compañeros están pendientes de no perder el trabajo, esta medida dio resultados más que positivos.
No hay ningún secreto en esto, los dirigentes debemos estar unidos y ponernos a la cabeza de la defensa de los trabajadores, luchando por sus derechos laborales y salariales, y asimismo cuidando su empleo. Esto no es otra cosa que volver a las fuentes del movimiento obrero, el que gestiona con fortaleza, sale firme a la calle e impide que los trabajadores sean la variable de ajuste.

Por Eduardo Julio