¡Hasta siempre, Eduardo Fernández!

Hoy nos toca despedir a un compañero que se fue de viaje para siempre, dejando un espacio vacío que solo lo ocupara su perseverancia en busca de darle soluciones a los compañeros de farmacia. Eduardo Fernández, Secretario General de SITFAR. En su adolescencia comenzó a desempeñarse como trabajador de farmacia en su Mendoza natal, hasta que su búsqueda de nuevas experiencias lo hizo llegar a Capital Federal. Aquí continuó como trabajador de farmacia no dejando de estar al lado de sus compañeros/as cada vez que surgiera algún problema, no solo en el ámbito laboral, sino también en lo personal, lo que hizo que muchos lo catalogaran no solo como un buen compañero sino por sobre todo una buena persona.

Tuve la oportunidad de conocerlo en el año 2006 al invitarlo a participar en la creación de una Agrupación de Trabajadores de Farmacia llamada “Mortero”, que nació ante la falta de contención a los trabajadores por parte del sindicato de Capital Federal. Pero su constante inquietud quiso ir más lejos y junto a Rodolfo Martínez, compañero de trabajo de Eduardo, y otras compañeras y compañeros comenzamos a crear un nuevo Sindicato, que pasó a ser un punto de referencia para trabajadores de Capital y Conurbano. Al mismo tiempo nos adherimos a la Federación Argentina de Trabajadores de Farmacia, que supo recibirnos e integrarnos junto a ellos en el Proyecto Federal, que es también una concepción que tenemos en SITFAR de que todos los trabajadores de farmacia del país deben estar reunidos en la FATFA, entidad madre por excelencia.

Eduardo tuvo una participación constante no solo en la FATFA, también en la CGT, llevando las inquietudes de nuestro sector a distintas mesas de discusión. Esta pandemia que nos toca vivir hizo que muchos de los encuentros nacionales sean vía zoom, como es costumbre hoy en día, lo que no le impidió seguir participando en distintos ámbitos.

Pero -como siempre hay un pero-, el capricho del destino hizo que el 5 de junio su corazón, que siempre estuvo en pos de los demás, dejara de latir. Lo que no dejará de latir serán sus ganas de conseguir soluciones a los trabajadores de farmacia y el compromiso de que se siga con la lucha que corresponda para conseguir una sociedad mejor, por sobre todo para los trabajadores.

Eduardo, esto no es una despedida es un hasta siempre, compañero.

Luis Alberto González

 Secretario General Adjunto SITFAR